Para vivir en equilibrio, se necesita principalmente de la tierra y las bondades que de ella emanan. Aunque la selva a primera impresión puede parecer un lugar inhóspito, lo cierto es que ella misma brindará los recursos necesarios para hacer más placentera la estadía de quienes se adentren en su corazón.

Le’Muuch busca crear una conciencia de armonía en el ser humano con su entorno, por medio de actividades soportadas por la selva; que en su momento, dio alojamiento y vio en todo su esplendor a los Mayas; respetando y venerando así la tierra, al hombre y todo lo natural. Pero principalmente, a la vida.

Le’Muuch es eso, el lugar que llenará de gozo tu cuerpo y espíritu por medio de las virtudes que solo la Selva Maya puede ofrecer. Porque Le’Muuch, más allá de ser un lugar de relajación, es la extensión justa para conectar tu ser y tu cuerpo con la tierra; y así estar un paso más adelante en la búsqueda de una vida plena.